miércoles, 6 de mayo de 2015

Brioche a la vainilla relleno de cacao y avellana.

Miguel la lee, la arruga y la tira maquinalmente entre las cáscaras de los 80 huevos que ya ha cascado. Todos los recipientes de la casa rebosan. 12 paquetes de azúcar; toda la mantequilla que quedaba en el estante del supermercado; ni se sabe cuánta harina... Miguel hornea su masa en tandas sucesivas y luego corre a depositar sus bizcochos, aún tibios, sobre la enorme mesa que ha puesto en el claro. Los apila cuidadosamente con chocolate uno tras otro...

Una cocina toda de chocolate. Alain Serres y Nathalie Novi.




Hace falta cargar las pilas para afrontar el final del curso y estas semanas inciertas, así que como rezaba un anuncio de la infancia: ¡leche, cacao, avellanas y azúcar!

Ingrediente para la masa:

- 500 gr. de harina de fuerza (al final utilicé unos 625 pero es mejor partir de 1/2 kg. y si veis que la masa se os pega demasiado a las manos y no os deja trabajar añadimos un poco más)
- 20 gr. de levadura fresca.
- 50 gr. de azúcar.
- 8 gr. de sal.
- 200 gr. de leche a la vainilla.
- 2 huevos para la masa y otro para barnizar.
- 120 gr. de mantequilla pomada.

Ingredientes para el relleno:

- 200 gr. de chocolate para postres.
- 2 cucharadas soperas de leche.

Para decorar: 

- avellana triturada (con ayuda del molinillo trituramos un par de puñados de avellana, mejor no triturar demasiado, es un gusto encontrar los tropezones)
- huevo batido



Muchos de los blogs que seguía se han quedado mudos en el tiempo, imagino que los azares de la vida van trayendo cosas nuevas que exigen nuestra atención y van dejando dormidos esos recetarios que abrimos con tanto entusiasmo. Volviendo a algunos de esos blogs que solía visitar, en ese caso cuando quería hacer bollería, me encontré esta receta de brioches de cacao y leche de coco, de The crazy party, y me convencieron por ser sencillos y no necesitar demasiado tiempo de levado. Decidí cambiar la leche de coco por una leche aromatizada a la vainilla y añadí avellanas, que con  chocolate son para mi una combinación perfecta.


Vamos a ponernos con la masa:

Para aromatizar la leche solo tendremos que hervirla con una ramita de vainilla abierta en modo longitudinal y luego dejamos enfriar. Tenemos una versión más rápida, que sería añadir unas gotas de aroma de vainilla a la leche.
Separamos dos cucharas de leche en un taza y deshacemos la levadura en ella.
En un recipiente tamizamos la harina, formamos una especie de volcán, y en el cráter vertemos la mezcla de leche y levadura. Mezclamos un poco con ayuda de las yemas de los dedos. 
Añadimos el resto, que serían los huevos ligeramente batidos con la leche, el azúcar y la sal.
Amasamos hasta que se integren bien todos los ingredientes y extendiendo un poco la masa vamos añadiendo la mantequilla pomada y aplastada un poco con las manos. Seguimos amasando y añadiendo poco a poco la mantequilla hasta que esta esté perfectamente integrada y la masa no se nos pegue a los dedos. 
Hacemos una bola, la cubrimos y la dejamos reposar una hora en un espacio sin corrientes y templado para que la mesa leve sin problema.

Para el relleno deshacemos el chocolate al baño María con un poquito (un par de cucharas soperas) de leche. Extendemos la crema de cacao sobre la masa en forma de rectángulo, luego avellanas trituradas y doblamos la masa sobre si misma. Cortamos tiras que luego enrollamos y enroscamos. Os animo a visitar el blog de The crazy party que tiene unas imágenes perfectas para conseguir la forma deseada.

Pincelamos de huevo batido y por último espolvoreamos con la avellana triturada. Dejamos levas otra vez unos 20 minutos antes de hornear.
Con el horno a 200º introducimos nuestros brioche; los dejé 5 minutos a esta temperatura y luego unos 15 minutos a 160º.
Podemos espolvorear con azúcar en polvo para darle ya el toque de pastelería.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada